top of page

Una psicóloga desvela los cinco secretos para tener buena salud mental

La buena salud mental es una parte clave para estar feliz con el entorno, conectados con otras personas y sentir, en general, que la vida tiene un significado. Se puede desarrollar una buena salud mental manteniendo un estilo de vida saludable, practicando la gratitud, contribuyendo a la sociedad o haciendo cosas que se disfrute, tanto en soledad como acompañados.


Gozar de buena salud mental es sinónimo de estar bien con uno mismo; los problemas se afrontan buscando soluciones y casi siempre se ve el lado bueno de las cosas. La psicóloga Ana Belén Medialdea, fiel defensora de hacer lo que a uno le apetezca y le venga bien, tiene claros sus «innegociables» diarios: «Hay cinco cosas que ojalá a partir de hoy las tengáis presentes para intentar hacer al menos tres de esas cinco. Es importante practicarlas para reducir sobre todo los niveles de estrés del día a día».


Cinco antídotos para el estrés

¿Por qué hay que procurar no estresarse? Porque el estar en un continuo nivel de estrés hace que aumente el cortisol en nuestro cuerpo y eso genera un montón de cambios hormonales en nuestro organismo. Estos son los consejos de Ana Belén Medialdea para gozar de buena salud mental:


1. Descanso. «Si os levantáis cansados porque sentís que no descansáis, esto es la primera cosa a la que tenéis que poner una solución, ya sea con métodos naturales o con métodos químicos», alerta Ana Belén Medialdea. Cuando no dormimos se producen un montón de desajustes hormonales en nuestro cuerpo y eso hace que tengamos más pensamientos obsesivos, que estemos mucho más irritables, con más cambios de humor y que luego empecemos a cometer más errores en el día a día, además de generar un mal clima también.

2. Cuidar la alimentación. «Siempre lo menciono cuando hablo de los innegociables porque no os podéis imaginar la cantidad de personas que llegan a consulta y me dicen que comen en diez minutos para que les de tiempo a todo. Esto no pasa nada si lo hacemos un día, pero acostumbrarnos a comer en diez minutos, algo rápido no está bien...», afirma la experta. Igualmente, no hay que obsesionarse con la comida porque muchas veces se pasa de un extremo a otro... Ahora que llega el buen tiempo, hay que permitirse comer helados, por ejemplo.

3. Hacer ejercicio físico. En este punto, la experta no se refiere a escoger un deporte y dedicarle tiempo. Más bien se trata de buscar un hueco en la agenda para salir a andar, bailar, hacer estiramientos... «Podemos ir en coche a los sitios pero aparcar más lejos para así hacer un trocito andando. O subir a pie las escaleras en vez de coger el ascensor... Procuremos hacer pequeños cambios que nos ayuden a mover nuestro cuerpo, porque cuando movemos nuestro cuerpo se libera el cortisol, que es la hormona que nos hace estar más estresados y que fomenta también ese estado de ansiedad», aconseja.

4. Momentos de no hacer nada. Tan atareados como estamos siempre, encontrar un momento para pasar es todo un logro, y Ana Belén Medialdea recomienda encontrar esos huecos en el día a día en el que simplemente dejamos la mente en blanco y disfrutamos de eso. «Pero no hay que encontrar este momento para luego decir 'voy a hacer algo productivo'. Hay que dejar descansar la cabeza», dice la experta.

5. Intentar irnos a la cama habiendo hecho algo pequeño que nos guste. Esta idea de Ana Belén Medialdea es la de irse a la cama pensando en algo que hemos hecho ese día y que nos ha hecho felices. Muchas veces hacemos cosas por los demás y nos olvidamos de darnos un ratito agradable a nosotros mismos; un pequeño capricho. La psicóloga reconoce que a ella le ayuda mucho tomarse un «descafeinado calentito» y moja una onza de chocolate en él.

0 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page